Daniel Madariaga: México se posiciona en soluciones de automatización.

La falta de estacionamientos seguros y con capacidad suficiente para satisfacer la demanda de las grandes ciudades es un problema que el primer mundo ha sabido resolver mediante una afortunada combinación de arquitectura vertical y tecnología robótica.

Así, países como España, Japón, China, Dinamarca, Alemania y Canadá han marcado la pauta en la construcción de parques verticales que, además de optimizar el espacio interior ofreciendo una mayor disponibilidad de cajones de aparcamiento, consiguen liberar las vialidades de congestionamientos y, en algunos casos, despejar por completo de vehículos determinadas áreas de la ciudad.

En México, un desarrollo de esta naturaleza, impulsado por el empresario Daniel Madariaga, se localiza en el edificio de Reforma 180, donde la optimización espacial es posible gracias a un avanzado sistema de elevación y traslado de vehículos que permite al usuario concentrarse en sus actividades diarias sin perder tiempo en la búsqueda de estacionamiento, pasar la jornada preocupado por la seguridad de su coche u obstruyendo el espacio público al aparcar en un sitio indebido.

 

Daniel Madariaga estacionamientos

Daniel Madariaga explica importancia de estacionamientos robotizados.

El complejo que representa la entrada de México en una nueva era de desarrollos urbanos –asociada a la automatización y al uso de sistemas robóticos– cuenta con mil 800 cajones de aparcamiento, de los cuales la mitad están provistos con tecnología de este tipo.

Por otra parte, el edificio está equipado para mantenerse en funciones en caso de una baja de energía eléctrica u otros siniestros.

Al finalizar el día laboral, el conductor podrá recuperar su auto en menos de cinco minutos, de manera automática y sin el apoyo de operadores o guardias de seguridad.

Anteriormente, desarrollos como éste se han implementado en el mundo con fines de almacenamiento vehicular en compañías automotrices, bien sea para mantener en resguardo los vehículos antes de salir a la venta o para conservarlos en un lugar seguro mientras se encuentran en proceso de reparación.

En suma, las ventajas de abrazar el cambio tecnológico en esta materia son, como ha advertido el contratista mexicano Daniel Madariaga, una importante oportunidad de crecimiento con repercusiones positivas en la calidad de vida de la población, el aprovechamiento del espacio urbano y la organización de las rutinas de quienes eligen el automóvil como principal medio de transporte.

De acuerdo con el experto, replicar iniciativas como la del primer estacionamiento cien por ciento automatizado en el país es factible si se apuesta a la novedad: “El desarrollo de este tipo de tecnologías como el de estacionamientos que cuenten con espacios verdes y amigables con el medio ambiente, son una tendencia que puede aplicarse en las ciudades mexicanas a través de la innovación en el sector”, manifestó a un conocido medio de comunicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *